CLOSE

BUDDHA BAR CARACAS

La estrategia de remodelación para Buddha Bar Caracas tiene varios objetivos, bien sean programáticos, espaciales o estéticos. El objetivo programático fue crear una barra de bebidas y un área de Teppanyaki en el primer nivel donde antes había un área de mesas; El objetivo espacial consistió en crear distintos tipos de terrazas para acompañar y complementar los ambientes existentes. La primera es la terraza de acceso que se encuentra al final de las escaleras de entrada y funciona como una antesala cuyo mobiliario acompaña la estatua de un Buda y un jardín vertical. Una vez dentro del local encontramos la terraza cubierta del primer nivel que funciona como área de mesas para el Bar y el Teppanyaki, esta terraza tiene la particularidad de que su techo de bambú se abre para transformarse en terraza al aire libre. Las terrazas del primer nivel están cubiertas por un gran canopy en voladizo cuya superficie es la terraza del segundo nivel, donde se encuentra un área de mesas exteriores con fogatas que funciona como extensión del área de lounge de este nivel; y el objetivo estético era el de contextualizar la imagen del restaurante, tanto física como espacialmente, a las condiciones propias del clima de Caracas sin perder el espíritu que une a todos los restaurantes de la franquicia a nivel mundial. Para este propósito escogimos el bambú como elemento principal de la composición, lo utilizamos como recubrimiento de techos en el primer nivel y como recubrimiento de fachada en el segundo nivel. Las columnas de concreto fueron revestidas con un acabado tipo piedra natural y en su centro instalamos unas luminarias verticales para que quedasen integradas a la decoración del interior como unas lámparas de piedra a gran escala. Cada nuevo elemento programático tiene como telón de fondo un mural con imágenes alegóricas de la cultura asiática.

Cliente:

Buddha Bar Caracas

Lugar:

Caracas – Venezuela

Tipología:

Comercial

Estatus:

Construido

Área:

250 m2

Equipo :

Mawarí Núñez
Luisana Villegas
Fernando Henriquez

Fotos:

Saúl Yuncoxar